Fondo

Turismo rural después del coronavirus

Cahecho está precioso esta primavera. Es una pena que la actual situación por la que estamos atravesando, con este largo confinamiento, no permita a nuestras familias, amigos y clientes disfrutar de este entorno.

Estamos teniendo una primavera como debe ser, con lluvia, sol, temperatura agradable y verde por todos sitios. Los hayedos empiezan a sacar sus hojas y poco a poco las laderas norte se van vistiendo de verde. No así los robledales, que tardan un poco más.

Hay agua por todos sitios y las fuentes manan con alegría y abundante caudal. Las vacas empiezan a subir a los pastos y es agradable oír sus campanos mientras pacen esa hierba que recién acaba de brotar.

Yo creo que no vamos a renunciar a viajar, que la necesidad de ocio, de vacaciones y de aire libre hará que las gentes salgan del confinamiento con más ganas de viajar todavía. Pienso que se volverá al turismo de interior, al de proximidad, que va a ser un momento perfecto para descubrir o redescubrir las maravillas de nuestro país, pues va a haber miedo a los grandes viajes después de la pandemia. Miedo e imposibilidad muchas veces de poder llevarlos a cabo con tanto cierre de fronteras.

Por tanto soy optimista con el futuro próximo, creo que tendremos un buen verano y también unos buenos fines de semana.

y es que ¿quien se puede resistir a disfrutar de los paisajes de estas fotos?

Votación
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 2 Average: 5]