Fondo

Ruta de montaña cerca de Llanes. El Mazuco la «Llosa de Viango».

Powered by Wikiloc

Esta vez, para hacer una ruta de montaña diferente, nos hemos desplazado hasta cerca de Llanes para conocer la sierra del Cuera. No llega a una hora de coche desde Potes y merece la pena cambiar de aires y de montaña. Además, si es verano y como no es una ruta muy larga hasta podremos darnos una baño en cualquiera de las muchas playas del entorno y disfrutar de unas sidras y unos quesos asturianos.

Como la ruta no es circular hay que preveer o ir con dos coches o que un taxi nos suba al alto de la Tornería, donde comienza esta ruta.

Si nos fijamos en Llanes, mirando hacia el sur observaremos en su zona inferior numerosas cuestas herbáceas paralelas entre sí y separadas por riegas (Las Cuestas) y, por encima de ellas un gran paredón calizo (El Texéu), con una línea cumbrera caliza y afilada (El Risque). Más al fondo todavía estaría la cima del Pico Turbina (1.316 mts.), que es el pico más alto del Cuera. Entre estos dos macizos hay un valle, que apenas se intuye, «la Llosa de Viango», por el que va a discurrir nuestra ruta. Al final de la jornada tendremos que bajar por esta cuesta, que es por donde estos pueblos subían el ganado a estos pastos de verano. Por lo tanto, aunque parezca difícil, es un camino transitado y con su historia. Arriba de la cuesta, dando acceso natural al Valle, está el paso de la Muezca.

Dejamos el coche en el alto de la Tornería, muy cerca del pueblo del Mazuco, donde hay un estupendo asador que además elaboran un excelente chorizo que venden en el mismo restaurante.

En este entorno hubo una cruenta batalla durante la guerra civil, cuando el el ejército republicano trató de impedir el avance de las tropas franquistas, una vez caído Santander, y así intentar evitar la caída de Asturias. Todavía en la iglesia del pueblo se puede ver que la campana está hecha con la cabeza de un obús.

La ruta empieza en el camino acementado que sale hacia el oeste, en ligera subida. Una vez acabada la pista tendremos que descender unos 100 mts. hasta acceder al valle de Viango. Al principio está un poco embarrado, con muchas cabañas, ya pocas en pié, hasta que el valle poco a poco se va abriendo, haciéndose mucho mas fácil el camino, hasta encontrarnos con los lagos naturales que son los llamados «Llosa de Viango».

La Llosa es una hermosa vega profundamente verde. De casi 1,5 kilómetros de longitud y aproximadamente 450 metros en su parte más ancha.

Allí encontraremos ganado, cuevas, playas fluviales y lagos temporales. Se extiende a los pies del murallón del Cuera con la silueta del mítico Pico Turbina dominando las alturas.

A pocos metros de la entrada de la Llosa hacia nuestra izquierda y sin ganar prácticamente altura encontraremos un sumidero con una gran cantidad de arena de playa. En el frontal de la “playa” una recóndita cueva con una boca de considerable tamaño que nos permite entrar sin problemas a visitarla.

La explicación de estos lagos es producto de la acción kárstica. Geológicamente se trata de un Poljé, el cual es una depresión en una zona kárstica de gran extensión plana en forma de valle alargado y “cercado”. La llanura del poljé se debe a la acumulación en el fondo de las arcillas de descalcificación, éste puede inundarse temporalmente si el agua rebasa la capacidad del desagüe, pues por debajo discurren las aguas subterráneas. Así que aquí tenemos dos opciones a contemplar, la superficial ante la que nos encontramos y la oculta que trataremos de encontrar su sumidero..

Ahora toca subir hasta la Muezca y emprender el largo descenso hasta el pueblo de la Pereda, que es donde hemos dejado el coche.

Votación
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 2 Average: 5]